miércoles, 4 de abril de 2018

The Man Picked Up By the Gods: Prólogo 2 (1/2).

 

“Trabajo… Tabuchi-kun, el reporte está en camino.” [Ryouma]

Ryouma despertó debajo de la sombra de los árboles, profundamente dentro del bosque. Como los dioses le dijeron, su cuerpo había vuelto a los diez. Cuando despertó, estaba reclinado en un árbol vestido con ropas de cáñamo.

Ryouma despertó murmurando. Mientras lo hacía, miró a su alrededor, aún medio aturdido.

“¿Un bosque? No era un sueño, ya veo…” [Ryouma]

Mientras el aroma de la tierra y el viento soplaban hacia la nariz de Ryouma, recordó gradualmente el porque estaba aquí.

“Oh, cierto… estoy en otro mundo. ¿Hmm?” [Ryouma]

Ryouma notó una mochila de cuero y un libro del tamaño de una libreta colocados enfrente de él. Cuando miró la portada del libro, en él había palabras de un lenguaje claramente no japonés. Decía: Carta. El remitente parecían ser los tres dioses que lo invitaron a este mundo.

“Gayn, Kufo, Rurutia…” [Ryouma]

Cuando Ryouma leyó los nombres escritos, recordó a los dioses que conoció.

(Ya me explicaron las cosas antes de enviarme. Incluso me dieron conocimiento y poder. Pero fueron más allá y me dejaron esta carta. Aunque supongo que está más cerca de un manual que de una carta…)

Abriendo el libro, vio tres cosas escritas en la primera página.

Lo primero era acerca del mundo.

El mundo es conocido como Seiruforu. Hay un lugar conocido como Bosque Gana en el Reino Riforu. Los monstruos son relativamente raros aquí, haciéndolo un lugar seguro comparado con otros bosques.

La segundo era acerca de la actual situación de Ryouma. Aunque el bosque era seguro, no lo era perfectamente, así que los dioses le sugirieron a Ryouma que vaya a un lugar habitable tan pronto como sea posible. Los dioses incluyeron un pequeño mapa.

La última página estaba atada firmemente, y en ella se leía: “Lee la siguiente página sólo una vez que hayas llegado al área destinada.”

Ryouma sonrió ante la amabilidad de los dioses, entonces se levantó. Cuando lo hizo, una extraña sensación lo atacó.

“Mi cuerpo en serio se ha vuelto el de un niño… Ryouma Takebayashi, 39 años, solo, ocupación: ingeniero en sistemas. Lo único que me queda es mi memoria. Me recuerda a cierto detective.”

Ryouma podría haber escuchado de los dioses lo que sucederá de antemano, pero aún no pudo evitar estar impactado cuando de verdad vio que su cuerpo regreso a ser el de un niño. Cuando estuvo seguro de que nada estaba fuera de lugar, empezó a mover su cuerpo.

Ryouma movió lentamente su cuerpo, empezando con la simple apertura y cierre de sus manos y el doblado de sus piernas, entonces empezó a estirarse. Gradualmente, hizo movimientos más complejos. Cuando finalmente pudo realizar los movimientos marciales que su padre le enseño en su vida anterior, paró.

Ryouma giró hacia un árbol cercano, y cuando sus ojos se estrecharon, lanzó una feroz patada hacia su tronco.


“¡PI!”

“¡Chi chi!”

Un sonido explosivo resonó en el bosque cuando el árbol que Ryouma pateó se rompió fácilmente, causando que las aves que descansabas en los árboles cercanos huyeran. En el pánico resultante, algunas de las aves incluso cayeron. Mientras tanto, Ryouma reflexionó sobre lo que acababa de suceder tranquilamente.

(Extraño… mi fuerza actual es igual o más grande que la que una vez tuve. No tiene ningún sentido, pero por alguna razón mi cuerpo se mueve mucho más fácilmente. Por supuesto, el alcance ha sido reducido significativamente, pero… en cualquier caso, parece que lo único a lo que tendré que acostumbrarme es el problema del alcance. Caminar o correr no parece que será ningún problema, pero en cuanto al resto, tendré que ponerme al día con mi nuevo cuerpo primero.)

Con eso, Ryouma regresó al árbol cercano en el que había estado durmiendo y hecho un buen vistazo al mapa. En el mapa había dos ubicaciones marcadas. Una indicaba dónde estaba actualmente, mientras que la otra indicaba su destino. Después de estimar la distancia, guardó el mapa en la mochila. Al mismo tiempo, notó que había un cuchillo dejado para él, así que lo colocó en su cintura para fácil acceso, entonces caminó hacia el lugar al que los dioses le dijeron que vaya.

◆◆◆

2 horas después.

En el camino, Ryouma se topo con algunos “monstruos”, organismos que no existían en la Tierra, pero todos eran débiles y huyeron solos, así que Ryouma sólo los ignoró.

Con sus pequeñas piernas, le tomaría una cantidad de tiempo considerable atravesar la distancia que necesitaba, pero gracias al conocimiento que los dioses le dieron, pudo identificar las hierbas y plantas comestibles en el camino, haciendo que las cosas sean mucho más convenientes para él.

Después de caminar por el bosque tenuemente iluminado, Ryouma finalmente llego a sus profundidades. Cuando los árboles se fueron haciendo escasos y rocas grandes fueron reveladas, Ryouma fue recibido por un acantilado. Cuando estuvo seguro de que estaba a salvo, bajo sus pertenencias e hizo lo que la carta le instruyo.

“¿Oh? ¿Hay un río cerca? Este debería ser un buen lugar para asentarse.”

Ryouma murmuraría para sus adentros de vez en cuando mientras leía su carta. Ni siquiera estaba pensando en salir del bosque, ya que tenía la intención de vivir en el bosque primero justo como había discutido con los dioses.

“Parece que me proveyeron una tienda de campaña, pero creo que una cueva sería mejor considerando que hay monstruos y demás.”

Con una tienda de campaña, incluso un animal grande sería suficiente para causarle problemas a Ryouma, así que se acercó al acantilado y colocó su dedo índice en la superficie de la roca mientras leía la carta. En la pagina de la carta estaban instrucciones con respecto al uso de la “magia”.

“El primer paso es calmarse, luego hay que concentrarse en el interior de tu cuerpo… ¿así? … mi cuerpo se siente como si estuviera lleno de agua como un globo o algo, ugh…”

Aunque Ryouma se quejó con su boca, aún estaba algo feliz y entusiasmado, así que no pudo evitar sonreír.

Ya que, aunque podría haberse consentido con pasatiempos otaku como novelas ligeras y juegos, y aunque podría haberse imaginado usando magia incontables veces durante sus descansos, Ryouma en realidad nunca había usado magia.

“Umm… después de sentir la magia en el cuerpo, voy a… moverlo imaginando que se mueve, y supongo que lo voy a dirigir al exterior. Ahí.”

Ryouma leyó las instrucciones en voz alta mientras trataba de seguirlas, dando un ambiente similar al de un anciano luchando con la tecnología. Mientras imaginaba que la magia fluía hacia las puntas de sus dedos, el poder mágico empezó a manar.

La magia tiene 12 elementos. Son:

Neutral, Fuego, Agua, Viento, Tierra.

Hielo, Electricidad, Madera, Veneno.

Luz, Oscuridad, Espacial.

Los magos pueden cambiar el elemento de su poder mágico de acuerdo con la imagen dentro de su mente, y entonces evocar un hechizo con un canto.

Cuando Ryouma leyó esa parte, eligió el hechizo de tierra de los muchos hechizos enlistados en la carta.

“El poder mágico fluirá al acantilado y las rocas despedazarse harán… ‘Rompe Rocas.”

Con una imagen clara, Ryouma cantó esas dos últimas palabras, y de repente, aunque sólo fuera un poco, un pequeño hoyo fue hecho en la parte del acantilado que estaba tocando. Sólo era lo suficientemente pequeño como para que tres dedos índices quepan, haciéndolo más como una abolladura que un hoyo real, pero cuando Ryouma vio al hechizo surtir efecto, no pudo evitar reír para sus adentros.

(¿Cuánto ha pasado desde la última vez que me divertí? Siempre estuve trabajando todas las noches, teniendo horas extras y acompañando a mi jefe a beber… no es como si nunca hubiera tenido tiempo para descansar, pero… sí, ha sido un tiempo, ¿no? Desde la última vez que me sentí así.)

Aunque Ryouma estuvo atento a su entorno, lanzó Rompe Rocas tras Rompe Rocas con una expresión tonta sobre su rostro.


Página de Facebook